Neurociencia de las Emociones

Neurociencia de las EmocionesDe esta manera, se presentan en el Módulo I El Cerebro Emocional, las referencias pertinentes a los descubrimientos sobre el funcionamiento cerebral, explicando en términos científicos, claros y concisos, el por qué en algunas ocasiones nuestros sentimientos afloran de tal manera que arrasan con toda racionalidad; comprender el modo en que interactúan e intervienen las estructuras cerebrales en aquellas circunstancias durante los cuales la rabia, el temor o la felicidad, entre otras emociones, aparecen como respuestas a estímulos captados desde el interior o desde el exterior del sistema que denominamos cuerpo; observar la influencia de los factores neurológicos en la Inteligencia Emocional.

En cuanto al Módulo II, la Emoción y Motivación, se puede decir desde Darwin citado por Punset (2010), que “la expresión de las emociones en todo el mundo es innata y tan permanente como nuestra constitución ósea”. Mediante dos formas de acción muscular que modula nuestra expresión facial y la que controla los movimientos del cuerpo, somos capaces de comunicar a otros lo que sentimos; normalmente de forma instintiva en lugar de gestos aprendidos. Desde bebés, disponemos de un lenguaje que permite decir a los demás, sin palabras, que tenemos miedo, que estamos rabiosos, tristes, apesadumbrados por el desprecio, asqueados, sorprendidos o felices. De esta manera queda expuesto que en los últimos años se han producido dos grandes novedades en lo que respecta a la neurociencia, y es que al profundizar en las conexiones entre cerebros distintos ha nacido una nueva ciencia de las relaciones humanas y han quedado al descubierto las bases bilógicas de la gestión social y emocional.

En el Módulo III se desarrolla el tema sobre la Inteligencia Social en el cual se analizarán los resultados sobre las investigaciones neurocientíficas que señalan los circuitos cerebrales que utilizamos para el autodominio y el autoconocimiento, los cuales son en gran medida los mismos que activamos para conocer a otra persona.

En este sentido se puede decir que la neurociencia ha ido descubriendo cómo el cerebro social cuenta con infinidad de circuitos concebidos para adaptarse a la mente de otra persona e interactuar con ella.

Por otra parte, en el Módulo IV se desarrolla el tema relacionado con el Perfil Emocional, configurado por seis (6) dimensiones que reflejan los descubrimientos de la investigación neurocientífica contemporánea. Ellos son: la Resistencia (rapidez o lentitud con la que nos recuperamos de la adversidad), la Actitud (tiempo que somos capaces de hacer que dure una emoción positiva), la Intuición Social (pericia para captar las señales sociales de las otras personas), la Autoconciencia (modo en que percibimos los sentimientos corporales que reflejan las emociones), la Sensibilidad al Contexto (cómo se dan las respuestas emocionales tomando en cuenta el contexto) y la Atención (claridad de enfoque en nuestra capacidad de concentración).

Así, en el Módulo V se estudia cómo se educan las Emociones. Señala Goleman que la Inteligencia Emocional se convierte además de una necesidad, en un excelente modelo educativo en el campo del aprendizaje socioemocional y lo considera un elemento básico para un buen liderazgo, además de un componente necesario para la autorrealización. Agrega el citado autor, que imagina un futuro en el que la educación incluirá entre sus rutinas, el inculcar aptitudes esencialmente humanas: la conciencia de la propia persona, el autodominio y la empatía, y el arte de escuchar, resolver conflictos y cooperar.

En este Diplomado en Neurociencia de las Emociones (Inteligencia Emocional) se investigan los avances científicos, y se estudian las temáticas planteadas así como la aplicación de sus correspondientes estrategias, de manera que se alcance la comprensión de la materia a través del logro del aprendizaje significativo.

.