Leer y escribir con Pictogramas

El proceso de la lectura y escritura desde la Neurociencia aplicada a la Educación

PictogramasEn 1996, la Comisión Internacional sobre la Educación para el Siglo XXI, presidida por Jacques Delors, emitió un informe en el que se punteó que … la educación es un tesoro el ser humano está en constante aprendizaje a través de la lectura, la experiencia, el lenguaje verbal y las imágenes, entre otras formas de adquirir conocimiento… cada individuo debe estar en condiciones de aprovechar y utilizar durante toda la vida cada oportunidad que se le presente de actualizar, profundizar y enriquecer el primer saber, y adaptarse a un mundo en permanente cambio…Para cumplir el conjunto de las misiones que le son propias, la educación debe estructurarse en torno a cuatro aprendizajes fundamentales que en el transcurso de la vida serán para cada persona, en cierto sentido, los pilares del conocimiento: aprender a conocer, es decir, adquirir los instrumentos de la comprensión; aprender a hacer, para poder influir sobre el propio entorno; aprender a vivir juntos, para participar y cooperar con los demás en todas las actividades humanas; por último, aprender a ser, un proceso fundamental que recoge elementos de los tres anteriores.

Cuando el niño lee, se origina simultáneamente su integración al mundo que lo circunda produciéndose la correlación necesaria para su desarrollo global y sistémico como individuo social. A diferencia del lenguaje oral, enriquecido por el tono y el ritmo, el escrito al ser un poco más complejo, invita al lector a imaginar la realidad de manera contextualizada, y es en este punto donde me parece interesante incluir los dibujos o pictogramas como caracterizadores de las palabras que deseamos leer o escribir, tomando en cuenta el cómo percibimos los elementos desde la utilización de nuestros sentidos para observar, oler, tocar, degustar, oír, aprehender y entender los mismos a partir de la interacción con el ambiente y los protagonistas del proceso que involucra la lectura y la escritura.

Cuando Bandler le pidió apoyo a Grinder (padres de la Programación Neurolingüística), citados por O’Connor y Seymour (1995), para que le ayudara a explicar sus modelos de gestalt, este último lo encaminó de la misma manera como habría enfocado el aprendizaje de una nueva lengua, y se dedicó a practicar los modelo antes de estudiarlos, caso contrario del aprendizaje tradicional, en el cual primero se analizan los elementos y después se aplican. De acuerdo con estos investigadores, el aprendizaje acelerado se logra haciendo primero y asimilando cómo se hace después, concluyendo que la base para la creación de modelos estriba en empezar con la intuición para luego analizar.

A comienzos de este siglo, después de divulgar los resultados de gran cantidad de investigaciones, los neurocientificos sustentan la existencia de una ciencia que se apoya en el conocimiento del funcionamiento del cerebro cuando desean hablar de aprendizaje significativo a través de la aplicación de nuevas formas de acceso al conocimiento.

Es así como encontramos que el Premio Nobel de Fisiología y Medicina en el año 2000, Eric R. Kandel (1929), quien utilizo por primera vez el término Neurociencia –“todos los procesos mentales son biológicos y cualquier alteración de los mismos es orgánica” – comprobó que las potencialidades de la conducta de las personas provienen de la genética y la evolución, así como de agentes ambientales y de aprendizaje que actúan en el cerebro y ocasionan cambios orgánicos y funcionales en las neuronas que intervienen en los procesos de lectura y escritura, entre otros. Añade el investigador que los estados emocionales y los procesos cognitivos como la memoria y el lenguaje tienen una base biológica, lo que sugiere que los docentes deben prepararse en el tema de la neurociencia para poder resolver situaciones de orden cognitivo y social. Para este investigador la neurociencia no es más que una nueva ciencia dedicada a estudiar el cerebro y el sistema nervioso, para lo cual se sirve de otras ciencias como la Bilogía Molecular, la Psicología cognitiva, la Bioquímica y la informática.

Se confirma entonces que la neurociencia aplicada a la educación tiene bien definido el proceso de aprendizaje que se produce por las conexiones sinápticas entre las células cerebrales que se van convirtiendo en redes neuronales para cada situación de afinidad cognitiva. Sugieren los expertos que las actividades o estrategias a realizar, incluyan, de ser posible, la participación de todos los sentidos, de manera que las actividades se muestren lo suficientemente creativas y estimulantes para que los estudiantes logren la captación del aprendizaje deseado. En este sentido y desde la memoria, es importante para favorecer los procesos de lectura y escritura que se produzca el momento de la repetición de la información, de manera que se faciliten los mismos.

Los Pictogramas en la Lecto-Escritura Infantil

Como sabemos, la lectura y la escritura se relacionan de tal forma que se habla del proceso de la lectoescritura. Aunque existen diferencias de criterios entre algunos autores, este proceso debe iniciarse después de verificar el nivel de madurez, capacidad de percepción, discriminación visual, auditiva y kinestésica, además del desarrollo oral del niño o niña que se inicia en él. Las investigaciones sobre el tema, sugieren que los niños aprenden a leer y a escribir de manera espontánea, y es al docente de la educación inicial a quien le corresponde observar las características generales del grupo de niños que debe enseñar a leer y a escribir, de manera tal, que pueda aplicar estrategias en las cuales se refuerce el contexto real en el cual se desenvuelve cada uno de sus niños.

De esta forma, desarrollando destrezas de carácter multidimensional que originen el progreso cognitivo y emocional del niño, realizando actividades como dibujar, pintar, cantar, hablar, conversar, escuchar, reconocer sonidos del ambiente, de las letras y establecer asociaciones entre los nombres de los objetos, elementos o sucesos, y los dibujos que los representan logran alcanzar la meta de su aprendizaje de manera fácil, recreativa, relajada, sin presión, disfrutando el camino recorrido para la adquisición de la lectura y escritura, promoviendo en el niño el desarrollo del proceso y la adquisición de la lectura por asociación, cuando se anticipa al sentido de las palabras, observando, dibujando, coloreando e interpretando el significado de los dibujos y sus interconexiones con otros dibujos en el mismo contexto.

Decimos entonces, que los dibujos o imágenes desempeñan un papel fundamental en la interacción de los niños con los libros que luego aprenden a leer. Es significativo recordar que en la escuela tradicional, los procesos de la lectura y la escritura se conciben desde los métodos sintético y global.

La propuesta sugerida en esta obra se relaciona con los pictogramas como estrategia facilitadora de este proceso de adquisición de la lectura y la escritura a través de la asociación de los dibujos, su significado y las palabras que los describen y definen, de tal manera que se promueva la relación entre el hemisferio izquierdo, cuando hablamos, leemos y nos comunicamos, y el hemisferio derecho cuando dibujamos, coloreamos, creamos y asociamos.